viernes, 7 de julio de 2017

RELATOS DE VERANO.









                                                   
Quiero que me escribas algo.

 

Ya estás, siempre con lo mismo.

 ¿No te basta con verme desnuda sobre mi cama? Siempre pides más.

Quiero que me escribas algo.

 

 ¿No podría conformarse con saber que me toco cien veces pensando en él? 

 

-¿Y qué quieres que te escriba? -Le digo obviando que yo ya sé su respuesta.

 ¿Quieres que te de la exclusiva en mi siguiente post,  te escribo poesía, o describo lo que me provocas utilizando la mejor de mis prosas?

 

-No -me dice con seriedad.

-Quiero que me escribas algo excitante, algo que me ponga tan enfermo que me obligue a arrancarte la camisa y a follarte

 

Sé que tiene mi imagen frente a él y demás está decir que imagino su mirada anidando en mi espalda.


 
-Empiezo diciéndole que estoy en su cama, sentada, bebiendo un martini con vodka, porque la ginebra, esa asquerosa que consigue no sé dónde me provoca repulsión,

 
Dime lo que me harías - le preguntó mientras abro mis piernas mostrando sin rubor el nacimiento de las mismas-.

 

Dímelo con todos los detalles.

-Es la primera vez que me enrollo con un escrito a petición. 

 
Y sonrío al imaginar su irresistible sonrisa con la que llevo soñando desde que lo conocí hace siete años. Además sabe cómo adular a mi ego, el muy cabrón.

 

-Desnúdate- me susurra situándose de pie frente a mi-. 

- Despacio, muy despacio. 

 

Aún sabiendo que lo que menos tolero es la pasividad y la puta calma.

 


Yo obedezco irguiéndome en cámara lenta para deslizar por mis brazos la camisa blanca y dejarla caer al suelo;  

Inmediatamente, tras deshacerse del sujetador, él acaricia mis senos manoseándolos con delicadeza y fervor. 

 

-¿Te gustan mis pechos? Le pregunto mientras descubro la dureza de su sexo en la entrepierna-. Dime: ¿te gustan mis senos?...

 
No responde, pero se pega a mi costado para después acariciarme la barbilla mientras yo cambio la voz a un tono con cierto deje infantil-.

 

-Arráncame la ropa, muérdeme los pezones, fóllame contra la pared hasta que te implore piedad,

le suplico al mismo tiempo que detrás de su espalda muestra sus manos mientras sonríe con perversión.

 

-¿Y esa cuerda?

-No es para la ropa, te lo puedo asegurar.

Adivino sus ganas de macho, cargadas de testosterona.

 

Me tumba de un empujón para echarse después encima de mi, tomándome de las muñecas y atándolas sin demasiada delicadeza a la cabecera de hierro de la cama. Me dejo hacer aceptando el amarre con una lujuriosa sonrisa. Mientras percibo la crecida del río que desembocaba en mi entrepierna; igual que el pene erecto de mi amante, que pasea cerca de mi cara mientras el realiza la tarea de atarme.

 
-¡No me muerdas! -Dice él dando un brinco, por mi intento de atrapar su pene entre mis labios.

 
-¿Qué vas a hacerme?

 
Me mira por unos segundos antes de tomarme por las bragas para retirarlas con un rápido movimiento hacia arriba y ayudado por mis ansiosas piernas, deja a la vista mi sexo húmedo esperando ser devorado por su boca de niño. 

 

- No lo muerdas, ahora le ordeno en mi absurdo intento de mitigar su fiereza.

 

-Te lo mereces, sí -retrocedió sobre la cama, adoptando la postura más cómoda posible y sin tardanza introdujo su boca en mi vagina atrapando suavemente mi clítoris entre sus dientes.

 

No pude articular palabra más allá de mis gemidos: sólo puedo serpentear sobre la cama al ritmo del placer oral que me propicia su lengua. El placer es intenso, y una corriente eléctrica viaja desde mi vagina hasta la punta de mis extremidades; me retuerzo entre espasmos hasta que logro sentir el placer anticipado a un orgasmo. I

 
-¡Para!

 
-Aún no quiero correrme.

 -El no podía verme, pero mi sonrisa era tan amplia como el abismo profundo que él tenía delante.

 
- ¡Para!

 
-¿Y si no paro?

 
- !Penétrame, entonces¡

 
-¿Ves? Así se escribe un post erótico. Me dice mientras me da vuelta y me pone boca abajo.

 

-¡Por favor, detente! Le imploro mientras intuyo que a mi culo le espera eso que tantas veces me prometió.

 
Lo siento entre mis piernas, vulnerable a sus instintos más salvajes.

 
-Me encantas -le escucho decir mientras me evado un segundo

 
Mi cuerpo intenta escaparse, pero un...

 
-Aún no he terminado, me promete un dolor insospechado.

 

Me levanta por las caderas y con mi culo en popa, su lengua reanuda su recorrido. Puedo sentir  su saliva mezclada con mis jugos, y mis piernas sobradas de humedad.

 
-Te gusta, sé que te gusta. Me dice mientras introduce un dedo profundamente . Sólo atino a jadear, la mezcla de dolor y de deseo me deja sin palabra alguna.

 
Alterna su lengua con un dedo. 

 
La situación se torna insufrible justo cuando siento el roce de su miembro con mi culo; y de repente tomo verdadera consciencia de lo que estoy sintiendo. Aunque lo dude, admito que mi cuerpo con él no posee voluntad alguna.

 
Lo siento justo en la entrada y una violenta embestida lo clava hasta lo más profundo, y se me escapa un gemido con mezcla de alarido.

 
—¿Te duele mucho?

 
¿Qué podía responder? Si mis súplicas y gemidos lo hacían aún menos delicado.

 
—Allá voy —sentenció tomando nuevamente mi cintura.

 
Mi cuerpo luchó por evadirse intentando sentir el máximo placer en cada embestida que le salían al paso, pero sólo encontró motivos para sodomizarse.

 
El vaivén de su cuerpo y sus jadeos de animal en celo lograron conquistarme.

El dolor dió pasó a un placer indescriptible. 

Sus manos atenazando mis caderas, sus testículos rozando mi vulva y su polla inundando de savia caliente mi culo, hicieron que fugazmente tocara el cielo.

 

Se tumbó lateralmente sobre la cama atrayendo mi cuerpo hacia el suyo. Sus brazos descansaban sobre mi abdomen enbravecido y su respiración cada vez más pausada sobre mi nuca, me decían que por un instante fue sólo mío.

-Eres mi puta, me dijo.

Yo le pido que desate mis manos, porque debo comenzar a escribir lo que me ha pedido...

15 comentarios:

  1. Ha sido todo un placer leerte mi querido Sicilia, una petición altamente explosiva, cargada de sensualidad y erotismo, me ha encantado.

    Cito:
    "Aunque lo dude, admito que mi cuerpo con él no posee voluntad alguna."
    Y podría citar mucho más
    Mi beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El merito para quien se lo trabaja...
      Le pasaré su agrado...
      Y dice que me podria citar más signorina......ja.
      beso
      S

      Eliminar
  2. te acordarás de todo??

    verás como te toca repetirlo

    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No más nada que decr..
      Siempre me han mandado castigos de repetir cosas para casa..
      Profes traidores.
      S

      Eliminar

  3. Deberías poner la advertencia del contenido, no todos estamos tan "vivos".
    :)

    ResponderEliminar
  4. Si no se atreve, deberia acompañarla un mayor..
    Soy para adultos,viciosos y arriesgados.

    Mire en la siguiente sedcion niñata " tebeos y comics"
    besito
    S

    ResponderEliminar
  5. y es usted quien me dice que voy a ir al infierno?
    iremos juntos.... tampoco me gusta la Ginebra, el Martini rojo y solo un hielo por favor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me dará la mano signorina..
      Vamonos de borrachera...sip?
      Necesitará mucho hielo......
      muas
      S

      Eliminar
  6. Qué calor!!!🔥🔥🔥🔥🔥

    Besos 😇

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que estamos en verano signorina..
      Una coca cola?
      Besos li.
      S

      Eliminar
  7. Signorino ¿qué es eso de escribir pene, vagina, senossss?

    Polla Sici, pooooolla etc. (se está usted viniendo demasiado arriba, a ver si echamos el freno que no es ninguna broma lo del calentamiento global y todo eso :).


    HOy no hay besos (suerte del vídeo...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mhhhh veo que se ha entretenido con el video...
      Quien dijo que yo lo escribi.....jjjjjee
      Quiero mis besos
      Rubia mala..
      muas
      S

      Eliminar
  8. XD que recorrido así no se concentra nadie y encima quiere que le escriba algo:).-El poder de las palabras verdad...

    Bueno mi estimado Sicilia tomo nota un Martini con vodka ya que con ginebra no le coge bien el punto

    ¡FELIZ Y TRANQUILO VERANO!

    Un beso revoltoso;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Martini puede ser y me encanta solo...
      Eso si estoy abierto a todas las posibilidades.
      Soy curioso, me gusta beber de todas las fuentes de conocimiento.
      Me da a mí, que no será tranquilo este verano..
      muas mi guapa profe..
      S

      Eliminar